domingo, 6 de septiembre de 2009

Domingo fugaz



Huida
Era su tercer intento de fuga. Pero ninguno salió bien. El nivel de la tocata exigía unos arreglos más elaborados.

Devolución
El bebé dormía mal, lloraba y no asimilaba bien el alimento. Afortunadamente aún estaba en garantía.

Efecto mariposa
Tu pestañeo produjo un huracán en mí interior.

Accidente ocular
El huracán tuvo que ir rápidamente a buscar un oculista. Se le había metido un tejado dentro del ojo.

Causa probable
La sombra de la duda es alargada. La causa principal son los palitos de las des.

De azares y cotilleos
Hay casualidades curiosas: primero provocan un hecho azaroso en tu vida, y luego se entrometen en ella queriendo saber todos los detalles.

Estresados
Los signos de exclamación no ganan para sobresaltos.

Cercanos
Entre lo real y lo irreal sólo hay una letra con cabeza y otra por necesidades ortográficas.

Ahorro
El personaje de papel llevaba impresa su historia.

Nocturno
Explorábamos la noche buscando caminos entre tinieblas. Encontramos un atajo que nos condujo al día siguiente sin seguir en la pesadilla.

Lienzo
Imagino paisajes imposibles. Trato de crear lo que ningún dios fue capaz de concebir en su mente. Elijo los pinceles.

Giro
El viento envuelve nuestras palabras, las hace girar, las distorsiona, hasta tal punto que nuestra amigable charla acaba en enfrentamiento.

Mudanza
Me mudo de vida. He encontrado otra con mejores posibilidades.

Señales
Descubrí que la casa estaba encantada cuando, por la noche, las velas comenzaron a temblar.

Ópera mariposa
Durante la representación, Madame Butterfly agitó sus brazos. Un pequeño huracán se propagó desde la platea hasta los palcos. Hubo aplausos.

Decepción
El artista abstracto sintió su fracaso cuando cada asistente a la exposición trataba de ver objetos cotidianos en sus lienzos.

Inicios
Me interesé por la microficción desde el día en que mis tuits comenzaron a tomar sus propias decisiones.

Imagen - Umberto Boccioni: "Dinamismo del Ciclista" (1912)

3 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Hay de todo. Unos románticos, otros de humor y otros crueles. Tal vez sería bueno que los dividieras en temáticas, ¿no crees, Javi?

Javi dijo...

Son un poco como yo Esteban. Al menos como mis pensamientos, porque la vida te hace ver las cosas desde el humor para soportar la crueldad, y desde el romanticismo para superar el vacío. Las eternas contradicciones del mundo y de los seres humanos.
Temáticas... a veces las agarro de twitter sin más, busco las que escribí durante la semana y "soportan" una segunda lectura crítica, es decir, no maldigo haberlas escrito, sino que sigo pensando después de releerlas que tienen cierto contenido para merecer pasar al blog.
A veces, si el post es más pensado porque lo elaboro durante unos días, sí trato que hayan temáticas, al menos que haya un hilo que una todos los tuits o minis.
Sin ir más lejos, poco más arriba está la serie "Doce desiertos", publiqué más abajo "Intuiciones", "El lado desenfadado y el lado sensible", y alguna más caerá.
También el trabajo en Minificcionario hace que las series sean más para publicarlas allá que acá.
Así que razones hay para todo un poco.
Gracias por tu visita y por tus comentarios. Ya estás en mi blogroll también merecidamente, siempre me encantaron tus cuentitos.
Un saludo cordial.

meli dijo...

el de la nueva vida... oh Dios, si que va conmigo!

gracias por textificarlo..